×
hace 1 mes
[Estados]

Gerónimo recorre Oaxaca repartiendo alegría en su ‘motoclaus’

Desde hace siete años trasformó su equipo de trabajo en un personaje navideño

Imprimir
Gerónimo recorre Oaxaca repartiendo alegría en su ‘motoclaus’
'No lo hago para lucrar, no busco nada más que hacer felices a los niños' dice Gerónimo | Foto: Especial
Escuchar Nota


Oaxaca.- Desde hace siete años, don Gerónimo trasformó su vehículo en un "motoclaus"; durante estas fechas navideñas ofrece paseos gratis a niños

¡Adiós Santa Claus! ¡Adiós Santa Claus!”, es el saludo recurrente que lanzan los niños a Gerónimo Flores cuando va montado en su mototaxi convertido en un gran Santa Claus recorriendo las calles de Juchitán. Su vehículo es el único que se convierte en este personaje navideño en esta época del año.

Gerónimo es un anciano zapoteca de 75 años, que durante más de 50 años fue chofer de carga para varias empresas de la región, pero desde hace siete años se sumó a las filas de los mototaxistas de la ciudad como una opción de empleo; fue de los primeros que obtuvo una concesión para ofrecer su servicio público a bajo costo.

También desde hace siete años trasformó su equipo de trabajo en un personaje navideño colocándole barba blanca, unos lentes y gorro, además de luces y en su interior un pequeño pesebre, su único interés fue contagiar del espíritu navideño a sus pasajeros y hacer sonreír a los niños, su más entusiasta clientela.



“Es un mes nostálgico, por eso busco con esto alegrar a la gente, contagiar felicidad. También lo hice para pasear a mis nietos, tengo 20 nietos, así que ahora lo comparto con otros niños, que cuando me ven en la calle me gritan ¡adiós Santa Claus!, eso me hace feliz”, comenta mientras muestra su vehículo.



El año pasado tuvo la intención de agregarle un trineo al motoclaus, pero no tuvo el dinero para efectuarlo, así que en este año no dejó pasar la oportunidad y concretó su sueño. La confección del armazón estuvo a cargo de su hijo Edgar; la ropa y tapicería estuvo en manos de su hija Eulalia y su nuera.



La confección del motoclaus y su trineo costó 12 mil pesos y se elaboró en 15 días. El peso que soporta es de 200 kilos; de 10 a 12 niños. El paseo que ofrece es por la tarde completamente gratis.

“No lo hago para lucrar, no busco nada más que hacer felices a los niños. Son solamente dos horas por las tardes. Llevo a mis nietos, de ahí se suben los niños que quieran. Me han intentado dar propina pero no lo acepto, porque no es comercial, dar amor y felicidad gratis”, dijo.



Imprimir
te puede interesar
similares